Pájaros en la cabeza es un despliegue de piezas artísticas fuera de la representación teatral: vestidos, tocados, cuellos, capas, abrigos, que han sido parte de una puesta en escena puntual, y que ahora en Banda Municipal se mezclan y emergen como aves. Cada una evoca una fantasía que no ha sido puesta en escena, sino que está aquí para provocarnos el deseo por desarmarnos y transformarnos en un cuerpo excéntrico que aunque le cueste trabajo reconocerlo: sabe volar.